El cambio climático no es ni justo ni injusto, pero no todos están igual de implicados o afectados. Entonces, ¿quién es el responsable? ¿hay una manera ética de lograr justicia medioambiental?