Khalil Martínez tiene 16 años y vive en San Ignacio, en Belice. Le encanta el reggae y tiene una banda. Khalil está convencido de que cada persona tiene un objetivo en esta tierra, y quiere ayudar a personas necesitadas.