Beatriz de Abreau Soares Schmitz tiene 15 años y viven en Brasilia, la capital brasileña. Su pasatiempo preferido es tocar la guitarra y salir de fiesta con sus amigas. También se preocupa por los grandes problemas que amenazan el planeta.