Delia Flores tiene una compañía de logística en Argentina. Sus 45 empleados transportan mercancía a varios países sudamericanos. Además, la empresaria es activista en organizaciones que promueven la igualdad de género.