Rihanna, Miley Cyrus o Scarlett Johansson: son solo algunas de las famosas que han probado el peinado de los años 80, corto por arriba largo por detrás, que no dejaba indiferente a nadie. Ahora, vuelve a estar de moda.