La artista británica Frances Segelmann esculpe bustos de la realeza y celebridades en sólo dos horas. Hasta la reina Isabel II ha posado para ella. Desde entonces es de forma oficial la "escultora real".