El italiano transforma muros y edificios enteros con sus motivos hiperrealistas. Su deseo es integrar el entorno en su obra, para hacerla tridimensional.