Científicos de la Universidad de Bristol desarrollan un proyecto para revisar mediante drones y buques no tripulados los cada vez más numerosos aerogeneradores instalados mar adentro.