Aprender jugando: los llamados "juegos serios" también contribuyen a la educación política. En "Through the Darkest of Times", los jugadores se meten en la piel de luchadores de la resistencia contra el régimen nazi.