El colectivo londinense "Forensic Architecture" recopila datos sobre violaciones de los derechos humanos. Su fundador, Eyal Weyzman, lleva años investigando el software espía Pegasus. Su labor ha llegado al museo.