La costa italiana de Amalfi espera recuperar turistas este verano. El coronavirus empujó a muchos negocios al borde de la ruina.