Las peregrinaciones a Santiago de Compostela, suspendidas durante la pandemia, se reinician ahora: los desplazamientos entre regiones en España vuelven a ser posibles y los albergues del Camino se reabren, coincidiendo con el Año Santo.