Los amantes de los autos en Alemania no quieren límites de velocidad. Sn embargo, la mayoría de los ciudadanos está a favor, debido al cambio climático.