El teletrabajo y el aula digital puede reducir considerablemente la actividad física, acrecentando así los problemas de espalda. Sobre todo los niños empiezan a verse afectados. Y además: la escoliosis y la terapia manual.