Las fascias son nuestros tejidos conectivos musculares y recorren todo el cuerpo. Cuando están demasiado tensas, suelen provocar dolor y una movilidad reducida. Algunos ejercicios específicos pueden ayudar a relajarlas de nuevo.