Que alguien nos resulte atractivo o interesante depende de muchos factores. Uno de ellos es el olor corporal. En la llamada fiesta de las feromonas, los participantes se olfatean para encontrar a su pareja ideal.