El estrés no sólo tiene lugar en la cabeza, también tiene consecuencias en el resto del cuerpo. Los músculos se tensan y duelen. Un experto explica cómo ayuda la relajación muscular progresiva. Y explicamos por qué el aburrimiento también puede desencadenar el estrés.