El senderismo es la actividad de ocio favorita de los alemanes. Y también es un buen entrenamiento físico, pero hay que tener en cuenta algunas reglas básicas.