La pérdida auditiva representa todo un reto en la vida cotidiana de Alex Bley. Sin embargo, no le impide lograr éxitos como atleta en las carreras de obstáculos.