Los aerosoles son pequeñas partículas que emitimos principalmente cuando hablamos, tosemos o cantamos. Además, pueden transportar partículas de coronavirus de personas infectadas e infectar a otros. ¿Cuán grande es realmente el peligro?