Wadim es uno de los 70 chicos del internado de Serafimovka, en los Urales. En realidad, se trata de un correccional para delincuentes menores de edad. Nadie vive aquí por voluntad propia.