Por defender los derechos humanos en la guerra civil siria, la activista Razan Zeitouneh se granjeó enemigos en todos los bandos. En 2013 la secuestraron. Un equipo de investigación de DW analiza quién se la llevó, a dónde y por qué.