Johnny y Stefan son una pareja gay. Gracias a la donación de óvulos y a una madre sustituta de los EE. UU., crían a los mellizos Amalia y Aurelio que nacieron hace un año. Ambos son los padres biológicos. Una familia normal, según Johnny y Stefan.