Pamela Paquin de Estados Unidos, quiere revolucionar el comercio de pieles, procesando las pieles de animales atropellados para convertirlas en accesorios de moda. ¿Elegante o asqueroso?