Matthias Maurer sueña con ser el primer alemán en pisar la luna. Consiguió estar entre los 10 primeros de 8.500 solicitantes. Ahora el astronauta tiene que superar un entrenamiento durísimo.