Jóvenes de Kassel prestan servicios civiles de paz, cien años después de la Primera Guerra Mundial.