En el pueblo de Cobargo, en Australia, Sara Tilling y su marido Gary habían creado una especie de paraíso: un santuario de vida silvestre para los canguros. Luego vinieron los incendios forestales. ¿Tienen la fuerza para empezar de nuevo?