Tres nuevas variantes del coronavirus amenazan con desbordar los hospitales de medio mundo. Reino Unido, Irlanda y Sudáfrica ya están sufriendo las consecuencias. La UE aboga por aislar a estos países.