Sencillo y melódico así es como le gusta a Sebastian Studnitzky el jazz. La personalidad de su sonido ha hecho de este artista alemán un músico de éxito internacional.