Es una insólita colección de objetos de uso cotidiano de la extinta RDA. Insólita por el volumen, cien mil ejemplares, como por la amplitud del repertorio: sillas de plástico, servicios de té, cartas de restaurantes, etc.