La Feria del Libro de Fráncfort sigue siendo el principal punto de encuentro de la escena literaria. Un reencuentro presencial tras la edición meramente digital de 2020. ¿Pero hay un auténtico regreso a la normalidad para expositores y visitantes?