La artista Louisa Clement elaboró tres muñecas a su imagen y semejanza. Les dio vida propia mediante la IA y ahora tienen vivencias personales. Una réplica muy lograda de nuestra identidad multiopcional en la era digital.