La inteligencia artificial es casi omnipresente y muy útil en el reconocimiento de voz o la conducción autónoma. Pero ¿cuán creativa es? ¿Dónde están sus límites? ¿Y sus peligros? Artistas, investigadores y curiosos dan respuestas sorprendentes.