Shock cultural y revelación. Cuando la música libanesa Nur Jaber escucha tecno por primera vez, sabe que ese es su sonido. Se muda a Berlín, funda un sello discográfico y lleva a todo el mundo sus temas: duros, crudos, intensos.