En 1874, el propio Giuseppe Verdi empuña la batuta en el estreno de su Réquiem en la iglesia de San Marcos de Milán. 145 años después, Teodor Currentzis reinterpretó la misma obra. Presentamos los mejores momentos del concierto.