'Vamos a provocar ira y enfados', anunció el comisario Artur Żmijewski en vísperas de la inauguración. La intención de este artista polaco, comisario de la muestra junto con Joanna Warsza, no ha sido crear un espectaculo del arte, sino un foro de activismo político a través del arte, rompiendo tabúes.