La décima sinfonía de Gustav Mahler, finalizada. Lo que él no logró en vida, recién lo ha completado la inteligencia artificial. Otros programas transforman sonidos del espacio exterior en melodías de órgano. Música que emociona, hecha por máquinas.