Bajar libros de internet, leer una novela en el teléfono inteligente o en un libro electrónico son modalidades que han revolucionado el paisaje de la lectura. Los medios digitales ponen en aprietos a las editoriales tradicionales. Y es que ofrecen a los escritores posibilidades hasta ahora inimaginables de autopromoción, como es el caso de Jonas Winner. Este autor berlinés ha vendido ya su serie policiaca «Berlin-Gothic» 100.000 veces a través de Kindle.