Son los artistas del color de entre los arquitectos alemanes. Construyen museos, edificios universitarios y rascacielos desde Londres a Venecia. Ahora, el estudio Sauerbruch Hutton ha sido galardonado con el Premio Alemán de Arquitectura 2015.