La primera vez que se fue de casa tenía 16 años. Entre tanto, la ilustradora Nora Krug vive desde hace dos décadas en Nueva York. Desde la distancia ha plasmado la historia de su familia en un cómic que retrata la Alemania nazi.