Jamielynn tiene muchos problemas con los niños cuando Matt vuelve al trabajo. A Julia le dan el alta en el hospital pero está destrozada porque los trillizos tienen que quedarse.