Randy recuerda los looks y vestidos que fascinaban, desde vestidos de la realeza hasta aquellos que apenas cubren a la novia.