Novelar, omitir, emocionar: las tres reglas del Storyteller. Estos recursos también son aplicables cuando trabajas en Recursos Humanos y tienes que despedir a alguien.