PARA MAYORES DE 7 AÑOS. Dos oceanógrafos, Bill Ryan y Walter Pitman, se disponen a resolver el misterio de la historia más apocalíptica del Antiguo Testamento.