Whitney Thore está de vuelta con nuevas aventuras. Confía plenamente en que puede ser gorda y sentirse bien consigo misma, así que planea su propia maratón de baile con el fin de conseguir dinero para caridad.