Whitney ha tenido éxito en una entrevista de trabajo para intentar volver a la radio; y quiere que Lennie se mude con ella. Pero una noche de juegos con Heather y Buddy le da una clara visión desastrosa de la realidad.