Cuando Katya tenía diecinueve años fue secuestrada por traficantes sexuales y obligada a dedicarse a la prostitución. Descubra cómo logró escapar de esos criminales despiadados.