Jackson visita a Marley, una gata que rechaza cualquier compañía de su dueño además de ser muy agresiva.