Christina deja a su novio maltratador para mudarse a su propio apartamento. Sin embargo, cuatro días después una amiga la visita y descubre que ha sido asesinada brutalmente.