Después de enterarse de que Gunmar se dirige a la tumba de Merlín para apoderarse del Báculo de Ávalon, Jim y su equipo deben darse prisa para llegar antes que Gunmar y el recién resucitado Angor Rot. Para ello, Jim deberá romper su amuleto.